Truchas a la genovesa

jueves, 29 de octubre de 2015

La receta que os traigo hoy tiene su anécdota.
La aprendí a hacer hace treinta y cinco años (los mismos que llevo casada), y fue precisamente en mi viaje de novios.
No sé si os he contado mi afición por intentar hacer en casa comidas que hayamos comido en restaurantes. Pues esta es una de ellas.
La comimos en un restaurante en Riofrío, Granada. "Truchas a la genovesa, sonaba bien,así que la pedimos... Nos gustó tanto, que nada mas volver a casa intentamos hacerla y solo teníamos de vino manzanilla de Sanlucar, así que no había otra.. ¡y nos salió exquísita!
 Es fácil de hacer y lleva ingredientes que suele haber en casa, así que suelo tener algunas en el congelador, para esos días que no sabes que cocinar.





                                             ¡Vamos a por la receta! 






Ingredientes para dos truchas:

  • 2 truchas rosadas de tamaño mediano
  • aceite de oliva virgen 
  • 5 lonchas de jamón serrano cortado a daditos
  • 1/4 de una hoja de laurel
  • 1/ vaso de agua de manzanilla de Sanlucar
  • sal





Preparación:

  • Limpiamos y escurrimos bien las truchas.
  • Al ser un pescado de río, su carne es más bien dulzona, así que yo las salo de la siguiente forma:
  • En un plato llano ponemos un poco de sal por el fondo, ponemos las truchas encima, las abrimos y ponemos un poco de sal dentro y otro poco por encima de ellas (sin pasarnos, que luego llevan jamón).

  • Ponemos aceite en una cazuela, que cubra bien el fondo y la ponemos al fuego.
  • Cuando esté caliente ponemos las truchas a fuego medio alto y las freímos bien por ambos lados.
  • Agregamos el jamón y el laurel y bajamos el fuego, rehogándolo bien con las truchas, que tome color y este tostadito.
  • Entonces agregamos de golpe el vino y dejamos cocer a fuego medio unos 5 minutos, subiendo después el fuego para que reduzca el vino y ligue la salsita.




Notas:
  • Servir con unas patatas fritas o un puré de patatas.
  • Si no teneís a mano manzanilla de Sanlucar podéis usar vino fino deJerez, aunque están mucho más ricas con la manzanilla.

                        
                                                    ¡Espero que os gusten!






Quiché de espinacas y bacon

viernes, 23 de octubre de 2015

Hoy os dejo una receta muy fácil y muy socorrida, además de estar exquisita.
Aunque me gusta hacer yo misma la masa, reconozco que algunas preparadas están más que bien, así que siempre tengo en el frigorífico un par de ellas.
En casa nos encantan las quichés, así que, de hacerla simplemente de bacon y queso para mi hijo, he ido añadiendo, quitando, combinando ingredientes y todas nos gustan. Simplemente cambiando el tipo de queso ya saben diferentes.
Esta de hoy lleva Cheddar curado y Parmesano fresco y es una verdadera delicatessen, tenéis que probarla.






Ingredientes

  • 1 placa de masa quebrada. Yo suelo hacer la receta de Bruno Oteiza, pero probé la preparada que venden en Lidl y para casos de apuro está muy muy bien.
  • 1 manojito de espinacas frescas (o una bolsa congeladas)
  • 150 g de bacon cortado a tiras pequeñas.
  • 8 o 10 tomatitos cherry
  • 1 taza de leche
  • 200 ml nata para cocinar
  • 2 huevos enteros
  • 1 taza de queso cheddar, rallado
  • ½ taza de queso parmesano fresco, rallado
  • sal
  • pimienta blanca








Preparación:


  • Precalentar el horno a 170º
  • Estirar la masa para adaptar el tamaño al molde.
  • Ponemos un poco de harina en el rodillo (para que no se nos quede pegada la masa) y vamos enrollando la masa en él, luego lo vamos desenrollando sobre  el molde y con los dedos vamos adaptando bien la masa, con especial cuidado en las esquinas. Que quede holgada, ya que al cocer tiende a mermar y los bordes no quedarán perfectos.
  • Para cortar el sobrante pasamos el rodillo contra el borde y lo pasamos por todo el molde, cortara perfecto.
  • Con un tenedor pinchamos la masa por la zona del fondo, ponemos un papel de hornear y unos garbanzos encima, esto evitará que la masa se hinfle. Los garbanzos se pueden guardar y reutilizar.
  • Metemos al horno, y pasados 10 minutos lo sacamos y dejamos en espera (sin apagar el horno)

¡Y vamos con la receta!






  • Calentamos una sartén y agregamos el bacon. Le damos unas vueltas para que suelte la grasa y enseguida ponemos las espinacas (yo no las pico, las echo tal cual). 
  • Seguimos rehogando todo a fuego lento, hasta que las espinacas estén bien pochadas, y dejamos en espera.
  • En un tazón mediano, batimos bien los huevos y vamos agregando la leche, nata, y los dos tipos de queso. 
  • Vertemos sobre todo esto la mezcla de espinacas y bacon y salpimentamos al gusto.
  • Mezclamos todo bien con una pala de madera, sin batir, y ponemos la mezcla en el molde.
  • Repartimos los tomatitos cherry por encima, hundiéndolos en la mezcla hasta la mitad.
  •  Horneamos durante 40 minutos, pinchando con un palillo que ha de salir limpio, si no,  dejamos cocer unos minutos más.

                                              ¡Me encanta este plato de Bloomingville


Nota:Elaboración de la pasta brisa o masa quebrada:


Ingredientes:
  • 350 gr de harina
  • 250 gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • sal
  • pimienta
  • harina para estirar la masa

Corta la mantequilla en dados (debe estar a temperatura ambiente) y ponlos en un bol. Monta la mantequilla con la ayuda de la batidora de varillas..

Añade la harina, el huevo, una pizca de sal y si lo deseas, pimienta. Mezcla todo bien..

Espolvorea con harina una superficie limpia, coloca la masa encima y amasa bien con las manos. Dale forma de bola a la masa, colócala en un bol y deja
reposar durante 1 hora aproximadamente..

Horneamos 10-12 minutos a 190 grados. Sacamos y dejamos en espera.



                                                         ¡Espero que os encante!




Pastel crujiente con frambuesas

sábado, 17 de octubre de 2015

No sé a vosotros, pero en mi casa enseguida que el tiempo comienza a refrescar es como si a mi familia se le encendiese una bombillita en modo "horno y cositas dulces". Como suelo hacerlas los viernes por la tarde, el jueves ya me están preguntando qué voy a hacer esta semana.
Pues esta vez les he tenido en suspense hasta el final y con algo que no había hecho nunca ¡Menos mal que les ha encantado!

Un pastel de sabor muy suave, dulce, y el contraste un poco ácido de las frambuesas, rematado con una capa crujiente que hace que comerlo sea todo un placer para el paladar.






Ingredientes

Para el crujiente:

60 g de mantequilla sin sal
100 g de harina
50 g de azúcar moreno

Para el bizcocho:

120 g  mantequilla sin sal
200 g azúcar
ralladura de un limón grande
3 huevos grandes
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 pizca de sal
3 cucharaditas de levadura química (Royal)
280 g harina
240 g buttermilk (crema agria)
200 g frambuesas frescas






Preparación:

Precalentar el horno a 180º C.
Engrasar el molde con mantequilla (un molde de plum cake de 24-25 cms y que sea alto)







Preparación del crujiente:

Colocar la mantequilla, la harina y el azúcar en un tazón mediano y frotar entre los dedos hasta que tenga una textura de pan rallado grueso grue. Dejar en espera.

Bizcocho:


  • Poner la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón en un tazón grande o el cuenco de la batidora y batir hasta que esté suave y esponjoso, unos 2 minutos a velocidad media-alta.
  • Añadir los huevos y la vainilla y mezclar hasta que estén bien incorporados.Añadir la sal, la levadura en polvo y la harina y batir a velocidad  baja para que se integren.
  • A continuación, agregar la crema agria y continuar mezclando a baja velocidad media hasta que no queden grumos de harina.

Poner en el molde engrasado y dar unos golpes sobre la encimera de la cocina, para que suelte el aire.
Colocar las frambuesas encima, presionando un poco sobre la masa.

Espolvorear todo el crujiente sobre las frambuesas.

Hornear entre 35-45 minutos. Pinchamos con un palillo a los 35 minutos y si sale aún húmedo, dejar 10 minutos más.

Apagar el horno y dejar dentro el molde 5 minutos, sacar pasado ese tiempo y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla antes de desmoldar.



Notas: 
  • El buttermilk o crema agria podéis hacerlo en casa, es muy fácil. Solo necesitamos dos cucharadas soperas de zumo de limón por cada cuarto litro de leche. Mezclamos ambas cosas y dejamos pasar 10 minutos y listo para usar.
  •  Y si os sobran frambuesas, podéis hacer un sirope riquísimo (es lo que véis en el cuenco de cristal). 

Sirope:
Solo con unos 100 g de frambuesas, un vaso de azúcar y medio vaso de agua. Hervir todo junto a fuego lento hasta obtener un almibar a punto de perla (que resbalen los dedos al cogerlo).
Pasar por un chino y colar, para que no queden restos de frambuesa.







Nota: Adaptada de una receta de Annie de Noms de Annie






Habas con huevos.

jueves, 8 de octubre de 2015

Aunque me gusta mucho innovar en mi cocina, mezclar ingredientes, conseguir nuevos sabores y texturas, etc... me encanta la comida de la abuela, la tradicional.

Y hoy os traigo una de esas recetas que cuando estás haciéndola su olor te "transporta" a otras cocinas, la de la abuela, la de la madre...

Son unas habas "esparragadas" con huevo, así la oí nombrar siempre en casa, más adelante os diré por qué se llaman así, ahora vamos con la receta.



Ingredientes: 

  • 1 y 1/2 kg de habas frescas o dos bolsas pequeñas de habas baby congeladas.
  • 5 o 6 dientes de ajo pelados (si son muy grandes, solo cuatro)
  •  un trozo de pan asentado cortado en rebanadas (quitaremos antes la corteza)
  • cominos (en grano o molidos)
  • pimentón de la Vera
  • aceite de oliva virgen
  • sal gruesa
  • agua fría
  • huevos 

Preparación:



  • Una vez peladas y limpias las habas, las ponemos en una cacerola o cazuela bajas, con agua y sal a fuego medio alto. La tapamos y dejamos cocer.
  • Mientras cuecen ponemos aceite en una sarten a calentar. Freímos los ajos y las rebanadas de pan y reservamos en un plato.
  • Dejamos que el aceite se tiemple y echamos el pimentón, removiéndolo rápido para que no se arrebate, y lo volcamos sobre las habas. Dejamos que siga cociendo todo.
  • Necesitaremos un mortero, a ser posible de barro, en el que pondremos primero los ajos y los cominos, majándolo todo muy bien.
  • Y vamos agregando una a una las rebanadas de pan, majándolas muy bien y añadiendo un poco de agua entre una y otra, para que quede todo como una pasta. Reservar.

  • Cuando las habas estén casi a punto destapamos la cacerola y dejamos que acaben de ponerse tiernas y a la vez reduzcan el liquido de la cocción si es que tiene demasiado aún.
  • Una vez tiernas, bajamos el fuego y agregamos el majado, moviendo con una cuchara de madera para que se integre bien.
  • Dejamos cocer unos tres o cuatro minutos, vigilando que no se pegue y apartamos.
  • Ya solo nos queda agregar los huevos, yo lo hago en la misma cazuela, dejando que la clara se haga bien y enseguida poner sal a cada huevo (la yema ha de estar blandita) y a emplatar.



Nota:

  • Yo suelo dejarlas reposar un par de horas, así cogen mejor el sabor del majado.
  • También se pueden hacer en cazuelitas individuales.
  • Esta receta también se puede hacer con esparragos, o con ambas cosas a la vez, de ahí lo de "habas esparragadas".



Bizcochos borrachos. Babás al ron

jueves, 1 de octubre de 2015



Hoy tenemos el día dulce, muy dulce. Os traigo unos bizcochos borrachos muy típicos por Cádiz.
 

Aunque, investigando un poco por la red, he sabido que su nombre original, que utilizan en Francia, es “Babá al ron”, ya que es el licor con el que se aromatiza el almíbar que lo “emborracha”. Aunque en Italia se hace también con limoncello.
 

Su origen es polaco y ruso, y lo introdujo en Francia el rey polaco Estanislao I, en el siglo XVIII. Su nombre, babá, es el diminutivo de abuela en polaco.
 

Ni que decir tiene el éxito que han tenido en casa… casi casi ni les puedo hacer las fotos.
Elaborarlos es un poquito lento, pero no difícil, así que aquí os dejo la receta para que os animéis a 

hacerlos. ¡Espero que os gusten!


 INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
  • 250g de harina de trigo
  • 70 g de mantequilla
  • 100 ml  de leche entera
  • 2 huevos tamaño L
  • 12 g de levadura fresca de panadería
  • Una cucharada sopera colmada de azúcar
  • Una pizca de sal
Para el almíbar: 
 
 700 cl de agua
 120  g de azúcar moreno
120 g azúcar blanco
Zumo de un limón
200 cl de ron

 Para la crema mascarpone-nata 
  • 100 g de queso mascarpone
  • 200 g de nata líquida para montar
  • 4 cucharadas soperas de azúcar glas
  • una cucharadita de café de vainilla en pasta

¡Y vamos con la receta!