Judiones de La Granja de San Ildefonso

viernes, 20 de enero de 2017

¡Menuda ola de frío tenemos! Yo llevo más de veinticinco años en Alcalá de Henares y los inviernos son muy fríos, incluso nevadas muchos años,sin embargo, como este frío de este año no lo recuerdo.
No hace tiempo de ensaladitas y comidas ligeras ¿verdad? así que, hoy traemos al blog una comida contundente donde las haya, unos ricos judiones de la granja de San Ildefonso, Segovia.

El judión es una judia blanca de gran tamaño, incluso mayor que las fabes asturianas, y debe su nombre a que se cultiva en Segovia, en La Granja de San Ildefonso. Procedente de América, fue usada en un inicio para dar de comer a los animales, se dice que Isabel de Farnesio alimentaba con ellas a sus faisanes.
Aunque su tamaño es muy grande y tiene la piel que lo recubre muy fina, tiene la cualidad de, a pesar de necesitar mucho tiempo de cocción, mantenerse entero hasta estar tierna. Su sabor y textura son una exquisitez.

La forma más habitual de hacerlos es guisados con oreja, morros y patas de cerdo, chorizo y morcilla, no encontraréis un sitio donde no los tengan en el menú en todo Segovia.



Mis judiones son un poquito menos contundentes, menos grasa, aunque tampoco son light eh... Son judiones a mi manera... ¡y con su pringá!




Vamos con ellos....

Ingredientes:

  • 400g de judiones.
  • un codillo de cerdo.
  • un trozo de panceta de cerdo (unos 400g).
  • chorizo de Salamanca.
  • morcilla de Tarancón.
  • un pimiento grande o dos pequeños.
  • una cebolla mediana.
  • dos tomates maduros.
  • 2 cucharadas colmadas de pimentón de la Vera.
  • cuatro dientes de ajo grandes.
  • sal.
  • pimienta negra entera. 

Nota: Lo primero que hemos de hacer es poner los judiones en remojo al menos doce horas antes de que vayamos a cocinarlos.



Preparación:

  • Enjuagamos y escurrimos los judiones y los ponemos en una olla con agua fría que los cubra, a fuego lento.
  • En otro fuego ponemos a hervir una olla bien grande llena a la mitad de agua.
  • Lavamos y picamos menudito los pimientos, los tomates y la cebolla.
  • Lavamos bien la carne.
  • Cuando el agua esté hirviendo agregamos la carne, esperamos que hierva de nuevo y desespumamos.
  • Agregamos el picadillo de verduras y el pimentón. 
  • Dejamos cocer todo a fuego medio alto mientras esperamos que hiervan los judiones en la otra olla.
  • Cuando los judiones comiencen a hervir agregamos una jarra de agua fría a la olla, subimos un poco el fuego y esperamos que hiervan de nuevo.
  • Desespumamos muy bien y con una espumadera los vamos pasando a la otra olla con la carne, moviéndolo con una cuchara de madera para que queden en el fondo y la carne encima.
  • A partir de ahora dejaremos cocer todo a fuego lento, vigilando de vez en cuando que no se queden sin caldo. Si necesitase, agregar agua caliente siempre. Ésto puede tardar unas dos horas o más.
  • En un mortero ponemos los dientes de ajo partidos por la mitad, la sal y unos granos de pimienta. Majamos todo muy bien y reservamos.
  • Preparamos los chorizos (yo los limpio y les hago un par de cortes sesgados) y la morcilla la pincho varias veces con una brocheta, así evitamos que se rompa al cocer. 
Bien, se supone que ha pasado el tiempo de cocción y los judiones están a punto, así que hay que darles el toque final.



  • Ponemos los chorizos y la morcilla, agregamos el majado y dejamos cocer todo unos 15 minutos más.
  • Rectificamos de sal y acabado. 
                                                 
                                                            ¡Espero que os gusten!





2 comentarios :

  1. Un plato anti frío, desde luego. Eso sí, entre las fotos y la receta tan bien desarrollada hasta apetece que haga mucho frío. Enhorabuena, Ana Castillo por otro gran trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Javier! Y ya sabes si vienes por los madriles eh :)

      Eliminar


¿Qué te ha parecido? No dudes en contármelo.